El nuevo esclavo negro

El nuevo esclavo negro

Precio habitual
€48,55
Precio de venta
€48,55
Precio habitual
€51,10
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

El nuevo esclavo Nnegro" segunda parte: El segundo incendio mundial. Esta segunda parte de la novela empieza en 1939 cuando se acelera la carrera armamentista de Alemania y Japón tratando de ampliar sus dominios en medio de una crisis económica mundial que no se recuperaba de la hecatombe creada por Norteamérica con la caída de su bolsa. La confiscación del oro de los estadounidenses antes de aceptar una devaluación de su moneda que tomaba el lugar de la libra esterlina en el comercio mundial que no se recuperaba de los costos de la primera guerra mundial. Silenciosamente el mundo se iba armando trayendo consigo una mejoría de la economía que pronto sería cobrada a millones de personas de Europa y Asia dónde se desarrollaría el segundo incendio global que consumiría recursos energéticos, humanos y naturales nunca antes vistos. Los países victoriosos, en especial Estados Unidos de América, resultaría el ganador absoluto de esta contienda sin luchar en su propia tierra y con menos pérdidas de vidas que otros protagonistas, el otro ganador, la URSS aunque sería quien pondría más vidas para derrotar al fascismo, aunque obtuvo grandes extensiones territoriales devastadas con la mayoría de su población cansada, enferma y mal alimentada. Estos dos ganadores; USA y la URSS con ejércitos y armamento excepcional, dividirían al mundo en dos; el mundo capitalista y el mundo comunista, iniciándose otra carrera armamentista y de ideologías que prometían a sus simpatizantes más que sus contrincantes, pero al final lo que buscaban era conservar el poder del mundo beneficiando a ciertas minorías privilegiadas que incluían a la élite militar y a la industria armamentista. Esta parte de la novela termina con la firma de armisticio de rendición de Japón en 1945 iniciándose la era nuclear que abría las puertas a Occidente al control del mercado más grande y poblado del mundo "Asia", lo cual era visto con recelo por los soviéticos quien no dejarían que vastos territorios cayeran en manos imperialistas. Al final de la segunda guerra mundial se comprobó que el control y posesión de los campos petrolíferos de medio Oriente era parte de la estrategia para mantener la supremacía bélica y el poder político e influencia económica del mundo.